Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Elena Horálková

"Terroristas declaran guerra a los EE.UU.", "Minutos de pánico y terror", "Ataque contra EE.UU.", bajo estos títulos informa toda la prensa checa sobre la terrible tragedia que vivieron el martes los estadounidenses.

Increíble, horrible, sobrecogedor " estos fueron los calificativos atribuidos a lo sucedido por los turistas estadounidenses que, en lugar de apreciar las bellezas de Praga, ocuparon en la tarde del martes todos los restaurantes y cafeterías capitalinas con televisión, escribe Mladá fronta Dnes. Al principio no podían creerlo. Pero al ver las llamas y el humo después del derrumbe de las dos torres gemelas del Centro Comercial Mundial se iban dando poco a poco cuenta de que no era una secuencia de una película de Hollywood, sino una cruel realidad.

De una de las mayores tragedias en la historia de los EE.UU. calificaron el ataque terrorista contra Nueva York y Washington los ciudadanos norteamericanos que viven en la República Checa, informa Lidové noviny. En la cervecería irlandesa praguense "Caffrey’s" observaban todos con espanto y lágrimas en los ojos el pánico que se apoderaba de las calles de Nueva York.

También los ciudadanos checos se vieron conmovidos por lo ocurrido. En horas de la tarde ante la embajada de EE.UU. en Praga comenzaron a reunirse ciudadanos checos con ramos de flores para expresar su solidaridad con la nación estadounidense. En los más diversos clubes y discotecas de Praga dejó de tocarse música y los presentes se agolpaban ante los televisores de dichos establecimientos, escribe Mladá fronta Dnes.

La situación actual en EE.UU. atane a muchos turistas checos que se encuentran en tierras de ultramar o que se preparaban a viajar, informa Právo. Las mayores agencias de viaje checas anunciaron que sus clientes permanecerán en EE.UU. hasta que la situación permita su regreso. Las agencias de viaje checas coinciden que lo ocurrido no influirá en el interés de los ciudadanos checos por viajar a América del Norte.

Debido a la prohibición de cruzar el Atlántico regresó al aeropuerto capitalino de Ruzyne un avión de la companía aérea checa CSA con destino Nueva York, que el martes había tomado vuelo a las 12:30 hora local, informa Právo, agregando que en relación con el ataque terrorista la administración del aeropuerto de Praga tomó una serie de medidas de seguridad.

La companía telefónica checa Telecom registró tras los ataques terroristas un considerable aumento de las llamadas telefónicas a EE.UU., informa Prazské Slovo. Muchos ciudadanos no lograron comunicarse este martes con EE.UU., y ello no por culpa de Telecom, sino debido a que la red telefónica interna estadounidense se vio saturada, informaron directivos de la empresa checa.

El Ejército checo se encuentra en estado de alerta decretado por el comité de crisis del Ministerio de Defensa. Su titular, Jaroslav Tvrdík, interrumpió inmediatamente su visita a Eslovaquia y regresó al país. Como medida de seguridad fueron asimismo cerrados los accesos al Castillo de Praga. Bajo intensificada vigilancia se hallan las embajadas, así como todos los puntos estratégicos del país, incluyendo las centrales nucleares de Dukovany y Temelín, informan los diarios.

Según el cónsul general de la República Checa en Nueva York, Petr Gandalovic, aún no se sabe si entre las víctimas de los ataques terroristas hay también ciudadanos checos, informa Lidové noviny, agregando que en el Centro Comercial Mundial no tenía su sede ninguna empresa checa. El ministerio de RR.EE. tampoco ha obtenido hasta el presente información alguna al respecto.

Lidové noviny escribe que como muestra de pesar este miércoles a mediodía sonarían las campanas de todas las iglesias católicas en Praga, al ser ello solicitado por el cardenal checo, Miloslav Vlk.