Representantes de las grandes religiones se dieron cita en Praga

Václav Havel, Muhammad Muhammad Alí y Dalai Lama, foto: CTK

La verdad absoluta no existe. La religión es única a nivel del individuo. Cada religión tiene una verdad limitada. Lo importante no es buscar las diferencias, sino los puntos de coincidencia. Estas son algunas de las ideas planteadas en el encuentro interreligioso celebrado este miércoles en Praga.

Václav Havel, Muhammad Muhammad Alí y Dalai Lama, foto: CTK
El encuentro interreligioso fue convocado por el presidente checo Václav Havel. Entre los asistentes destacó Su Santidad el Dalai Lama, el rabino de Praga, un representante del mundo musulmán y el moderador fue un sacerdote católico.

El presidente Havel es promotor de la creación de una gran coalición interreligiosa que ayude en la solución de una serie de problemas que afectan a la humanidad.

"Creo que se trata de un desafío para el mundo contemporáneo, de algo que nos lleva a reflexionar sobre las relaciones existenciales, morales y metafísicas de nuestra convivencia, de nuestra vida, de nuestra existencia y de nuestra cooperación en el mundo de hoy".

Otro de los panelistas del encuentro de Praga sobre el Papel y la Responsabilidad de la Religión en el Mundo Contemporáneo, fue el sacerdote sueco Hans Ucko.

"Me impresionó mucho el Dalai Lama cuando habló sobre la celebración de peregrinaciones interreligiosas. En nuestra organización celebramos visitas de grupos interreligiosos, por ejemplo judíos, musulmanes, cristianos e hinduistas; imitamos una situación de conflicto para demostrarle a las personas que existe una vía real para que las personas se entiendan entre sí, y que unos debemos aprender de los otros".

El máximo representante del budismo mundial, un católico, un musulmán y un judío se sentaron a una misma mesa de negociaciones en Praga para demostrar que cuando existe voluntad el diálogo es posible.

Autor: Federico Picado
audio