Representantes checos participan en la Convención de la UE

r_2100x1400_radio_praha.png

En Bruselas iniciaron los debates sobre el futuro de la Unión Europea y su ampliación con otros países candidatos. Los 105 miembros de la Convención deben preparar hasta finales de junio de 2003 el proyecto de la reforma de las instituciones comunitarias y las bases para una Constitución. En el foro participan también tres representantes de la República Checa.

Representantes de los Quince y de los 13 países candidatos a entrar en la Unión, tienen la tarea de preparar una profunda reforma y sentar las bases de una Constitución. En vista de que en el futuro la Unión Europea no será integrada por quince, sino por veintiocho países, se muestra necesario definir mejor las competencias de dicha organización, simplificar su administración y proveer a la Unión de más democracia y transparencia. Es decir, crear el futuro de una Europa unida.

El trío de representantes checos en la Convención está integrado por el ministro de RR.EE., Jan Kavan, el senador, Josef Zieleniec, y el presidente del comité de exteriores del Parlamento checo, Jan Zahradil.

Este último está decidido a no apoyar en la mencionada cita la federalización, tal como lo propone Alemania. Zahradil afirmó que sus posturas están en cada caso en harmonía con los intereses de la República Checa.

"Se tratará de posturas muy cercanas a las de Gran Bretaña, Irlanda, Suecia o Dinamarca, y comparables con las de los países con una postura sensata hacia el proceso de integración europeo," dijo Zahradil.

El senador, Josef Zieleniec, prevé que con sus dos colegas encontrará un lenguaje común respecto a muchos cuestiones, porque considera que los intereses de la República Checa están claramente definidos. Sin embargo, Zieleniec no excluyó la posibilidad de que habrá también posturas contradictorias. "Al fin y al cabo, también por esta razón la representación checa está compuesta tal como es," puntualizó el senador.