Recuerdan en el Vaticano la canonización de santa Inés de Bohemia

La canonización de Inés de Bohemia varios días antes del 17 de noviembre de 1989 fue una especie de presagio de la Revolución de Terciopelo. Así lo expresó el ministro de RR.EE. checo Tomáš Petříček quien acompañó a miles de peregrinos al Vaticano para recordar el 30 aniversario de la santificación de la patrona checa.

El jefe de la diplomacia checa dijo a la agencia ČTK que le alegraba el hecho de poder asistir a la peregrinación checa a la Santa Sede, porque se rememoran los acontecimientos de hace 30 años, que siguen siendo actuales y podemos decir que santa Inés es la patrona de nuestra libertad.