Rakušan quiere suavizar las normas de seguridad para visitar el Castillo de Praga

El ministro del Interio, Vít Rakušan, anunció este martes su intención de revisar las normas de seguridad de acceso para los turistas al al Castillo de Praga. El ministro ha pedido a una institución un estudio al respecto. Rakušan calificó en Twitter de fortificación militar el sistema actual.

El Castillo de Praga es, por un lado, el monumento más visitado del país y, por otro, la sede oficial de la presidencia de la República. Rakušan lo considera un símbolo de la independencia checa y este martes reivindicó que “nos pertenece a todos. Y no todos somos terroristas como puede que lo parezcamos cuando lo visitamos”.