Quinta edición de la Abilimpiada Mundial tiene por escenario a Praga

r_2100x1400_radio_praha.png

La República Checa es el primer país europeo anfitrión de la Abilimpiada Mundial. En Praga se dan cita desde ayer, lunes, y hasta el jueves, más de 800 discapacitados que muestran sus habilidades en un sinnúmero de disciplinas en la quinta edición de esta competencia.

Los discapacitados de 33 países medirán sus fuerzas en aquellas disciplinas en las que pueden utilizar sus verdaderas habilidades. Entre ellas destacan la fotografía, la conducción de automóviles, pruebas de decoración floral o el diseno de muebles y carteles.

Los discapacitados muestran gran interés por las disciplinas relacionadas con la computación y la Internet; ante todo la creación de páginas Web es el ámbito en el que los minusválidos tienen la posibilidad de dar rienda suelta a su creatividad e imaginación.

Sin embargo, las medallas, a diferencia de los Juegos Olímpicos, no son el principal objetivo de esta competición. Frantisek Fabián, el director ejecutivo de la presente edición de la Abilimpiada Mundial, señaló al respecto:

"Esta gente puede demostrar lo que sabe hacer. En la sociedad sigue prevaleciendo la opinión de que el minusválido no es capaz de trabajar. Es un prejuicio. Yo estoy en contacto con discapacitados desde hace un año y medio y puedo confirmar que cuando hacen lo que les gusta, su empeno tiene resultados a veces mejores de los de la gente -entre comillas- sana".

Por primera vez en la historia de la Abilimpiada, esta quinta edición ha incluido varias disciplinas para menores discapacitados. La competición estará acompanada por una serie de programas culturales y una conferencia dedicada a la situación y posibilidades laborales de los minusválidos en el mundo, así como su integración en la sociedad.

La idea de la Abilimpiada proviene de Japón: en la ciudad de Tokio tuvo lugar su estreno en 1981. Esta edición está auspiciada por el presidente checo, Václav Havel, y el Gobierno de la República Checa.