¿Pueden dañar al organismo humano los emisores de telefonía móvil?

r_2100x1400_radio_praha.png

Los especialistas discuten desde hace varios años si la radiación que emiten los teléfonos móviles es nociva o no. Sin embargo, cabe también plantearse el interrogante de si puede dañar al organismo humano la radiación generada por los emisores para la propagación de la señal de telefonía móvil.

En el territorio checo operan unos 7 mil emisores utilizados por compañías de telefonía móvil para la propagación de la señal. Los expertos no saben todavía si la radiación generada por estos equipos es nociva o no.

Petr Pavlík, redactor de la revista Mobil.cz, difundida por Internet, opina que la radiación que emana de los emisores es dañina. Admite, no obstante, que todavía no existe ningún estudio científico capaz de dar una respuesta inequívoca al interrogante del impacto de los emisores de telefonía celular en la salud del hombre.

El redactor de la revista electrónica Mobil.cz enfatiza que vive cerca de uno de estos equipos de telecomunicación y sabe por experiencia que causan interferencias, perturbando las ondas hertzianas.

Está convencido de que la radiación de los emisores de telefonía móvil actúa sobre los seres humanos y que dentro de algunos años será descubierto un método que lo va a confirmar.

Su colega de la revista Mobil.cz, Michal Novák, sostiene que los emisores que difunden la señal de telefonía celular probablemente sean más peligrosos que los propios teléfonos móviles, porque su potencia es mayor.

Entretanto, los representantes de las operadoras de telefonía móvil no admiten en absoluto que la radiación de los emisores de sus redes pueda entrañar peligro para los seres humanos. El portavoz de la operadora Ceský Mobil asegura que las personas que viven en la proximidad de un equipo de este tipo no tienen por qué temer efectos nocivos. La operadora presta supuestamente la máxima atención a la observancia de los estándares de seguridad, y sus emisores respetan las normas higiénicas.

También el representante de la operadora Radiomobil está convencido de que los emisores son seguros. Afirma que en los equipos de telecomunicación de la compañía la intensidad de la irradiación no representa peligro para las personas, tal como demuestran los resultados de las mediciones de control efectuadas este año.

El portavoz de la operadora Eurotel insiste en que los 2800 emisores utilizados por su compañía para difundir la señal en la República Checa, cuentan con el permiso de las autoridades sanitarias y su radiación no sobrepasa las normas establecidas por el gobierno.

La respectiva norma, denominada "Directriz para la protección de la población ante la radiación no ionizante" fue emitida por el gobierno checo en el año 2000. La directriz estipula que la radiación de los emisores de telefonía móvil no sobrepase los 5 miliwattios por centímetro cuadrado en los lugares donde se supone la presencia de personas durante las 24 horas del día.