Protectores de la naturaleza salvan a decenas de murciélagos

Los protectores de la naturaleza han salvado este invierno a decenas de murciélagos que han despertardo anticipadamente de su sueño invernal. Los murciélagos que habitan la capital, Praga, estaban acostumbrados a hibernar en las ranuras y orificios de los edificios de paneles. La reconstrucción de los inmuebles para protegerles del frío provocó que los murciélagos buscaran otros refugios. Las bajas temperaturas, en refugios nadecuados, les despertaron antes de tiempo. Los protectores de la naturaleza los trasladan a un lugar seguro y les despertarn al llegar la primavera.