Primer ministro checo sugiere el traslado de los palestinos de Israel

Milos Zeman en Israel, foto: CTK

Numerosas reacciones de rechazo provocaron las recientes afirmaciones del primer ministro checo, Milos Zeman, de visita en Israel. En entrevista para el diario Haaretz, Zeman comparó al líder palestino, Yasser Arafat, con Adolf Hitler. Zeman sugirió también solucionar la crisis en el Cercano Oriente con el traslado forzado de los palestinos de Israel en caso de que éstos no acepten las condiciones de paz israelíes.

Milos Zeman en Israel, foto: CTK
La Unión Europea, presidida este semestre por España, expresó su categórico rechazo a las afirmaciones de Zeman. El ministro de RR.EE. español, Josep Piqué, las calificó de inaceptables, mientras que sus homólogos de Alemania y Austria exigen a Praga una explicación. Bonn dio a conocer que lo expresado por Zeman podrían poner el peligro la próxima visita a Praga del canciller alemán, Gerhard Schröder.

Protestan también los propios palestinos. El ministro de Información palestino, Yasser Abed Rabbo, calificó las expresiones de Zeman de escandalosas y racistas, rechazando categóricamente la idea de que los palestinos puedan ser trasladados de Israel. El ministro matizó que las afirmaciones de Zeman contradicen la propia política de la República Checa.

Sin embargo, el primer ministro checo, Milos Zeman, aseguró que el rotativo Haaretz tergiversó sus palabras.

"Con sorpresa leí en el diario Haaretz que, a la pregunta de si comparo a Yasser Arafat con Adolf Hitler, yo supuestamente dije "naturalmente", mientras que mi respuesta original fue: "no quiero nombrar a nadie", dijo Milos Zeman.

Pero, según el diario, Zeman respondió de manera positiva a la pregunta de si compara a Arafat con Hitler, agregando que califica de terrorista a toda persona que considere el terrorismo como una arma legítima, causando muerte a seres inocentes.

Varios analistas aseguran que las afirmaciones provocativas de Milos Zeman continúan perturbando las relaciones diplomáticas entre Praga y otros países. Mencionan el reciente tiroteo verbal entre Zeman y el gobernador de Carintia, Jörg Haider, apuntando que hace pocos días el Primer Ministro checo provocó en Bonn reacciones molestas, al defender el traslado forzado de los alemanes de la región de los Sudetes tras la Segunda Guerra Mundial.