Primer ministro checo critica al régimen de Lukashenko por crisis humanitaria en la frontera polaca

El primer ministro checo, Andrej Babiš, ha criticado al régimen de  Lukashenko por la crisis humanitaria en la frontera entre Polonia y Bielorrusia, donde miles de refugiados ilegales de Oriente Medio están atrapados en tierra de nadie tras los intentos bielorrusos de canalizarlos por la fuerza al territorio de la UE.

Babiš dijo que la Unión Europea debería responder con sanciones contra las aerolíneas que transportan migrantes a Bielorrusia. La República Checa, Eslovaquia y Hungría se han ofrecido a ayudar a Polonia a defender su frontera con Bielorrusia contra la ola de inmigrantes ilegales.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, dijo que agradecía las muestras de solidaridad, pero hasta ahora no ha aceptado la oferta de ayuda presentada por los países miembros del Grupo de Visegrad.