Príbor, ciudad natal de Sigmund Freud

r_2100x1400_radio_praha.png

A continuación, amigos, les invitamos a otro viaje a la República Checa, en el que esta vez visitarán con Radio Praga, la ciudad natal del famoso neurólogo y siquiatra austríaco, Sigmund Freud... ciudad que este año cumple 750 años, se encuentra situada en el norte de Moravia y cuyo nombre es... Príbor.

A unos 360 kilómetros al noroeste de Praga, en la región ondulada de Moravia del Norte, se encuentra la meta de nuestro viaje, la ciudad de Príbor. Nos dirigimos a ella para seguir las huellas de Sigmund Freud, autor del método del psicoanálisis...

...y para asistir a las conmemoraciones del 750 aniversario de la ciudad, acompañadas de ricos programas culturales.

Al llegar a la ciudad que, dicho sea de paso, es pequeña, con sólo unos 9 mil habitantes, nos encaminamos a la plaza central que lleva el nombre de Sigmund Freud....y …..nos encontramos en medio de las festividades con motivo del aniversario de Príbor...

"En esta zona la gente vivía desde tiempos inmemorables, gozando de los frutos proporcionados por la Madre - Tierra. Y a veces también sufriendo, a causa de las enfermedades o de los ataques del enemigo...…….", narra el heraldo de Príbor la historia de la ciudad, dirigiéndose desde una tribuna levantada en la plaza a los ciudadanos que acudieron al lugar.

Y es que con motivo de las festividades, la plaza de Príbor se transformó en un lugar típico del medioevo, desfilando ante nosotros caballeros en armaduras y doncellas en traje largo. En la plaza fueron levantadas varias tiendas de campana junto a las que se ofrecían muestras de las artes y los oficios populares practicados antano en la zona, así como platos típicos del lugar. Junto con nosotros seguía el acontecer en la ciudad el Alcalde de Príbor, Milan Strakos, un gran conocedor de la historia de la ciudad:

El alcalde de la ciudad de Príbor, Milan Strakos
"Es cierto que la ciudad de Príbor tiene una rica historia. Es natural si tomamos en cuenta que este año recordamos ya el 750 aniversario de la ciudad", dijo el alcalde Milan Strakos, destacando que la primera mención escrita acerca de la ciudad databa del 12 de diciembre de 1251. El señor Strakos añadió que poco tiempo después, el príncipe heredero de la dinastía premislita checa, Premysl Otakar II, mandó a levantar en Príbor la iglesia de la Natividad de la Virgen María...

Hablando de la historia de Príbor, el alcalde Milan Strakos recordó que es una de las ciudades más antiguas de Moravia del Norte y que el lugar ya estaba poblado en la era del bronce. El concejal también destacó que el casco histórico de la ciudad figura desde finales de los ochenta del siglo XX en la lista de reservas urbanas del patrimonio nacional checo.

Además de la dinastía Premislita, los orígenes de la ciudad están vinculados con la familia de los nobles alemanes Huckeswagen, propietarios en la Edad Media de la mayoría de las tierras y mansiones de la zona norte de Moravia. De ellas la de mayor significado era el senorío de Hukvaldy con su enorme castillo, en las cercanías de Príbor.

En el siglo XIV la ciudad fue amurallada para asegurar a los habitantes ante un eventual enemigo. En el siglo XVI, Príbor se transformó en un concurrido centro comercial y de producción artesanal. Entre los oficios predominaba la fabricación de paños, que fue extendiéndose pronto por la zona y que junto con el desarrollo de la actividad comercial, ayudó al florecimiento de la ciudad.

En el siglo XVII, durante la Guerra de los Treinta Años, la ciudad varias veces se vio obligada a enfrentar al enemigo. A pesar de ello, justamente en aquellos tiempos surgió en Príbor un colegio escolapio con una escuela, que ayudó a la propagación de la cultura en la zona. La era moderna se caracterizó por un nuevo crecimiento de la ciudad y por el desarrollo de la industria textil y de automóviles. Pero actualmente, la antigua sucursal de Príbor del fabricante checo de automóviles TATRA se destina a otra producción.

Al hablar de los monumentos arquitectónicos locales, merece una atención especialmente la iglesia de la Natividad de la Virgen María, de principios del siglo XIV, cuya torre renacentista se vislumbra desde lejos. La iglesia se encuentra en las cercanías de la plaza central de Príbor, y debido a que la ciudad se extiende sobre una colina aledana al riachuelo Lubina, la vista más hermosa de la iglesia y de la ciudad se nos ofrece justamente desde las orillas del Lubina. Bajando desde el centro hacia el riachuelo, llegamos a medio camino a una estatua barroca de San Juan Nepomuceno. Junto a la misma encontramos unas marcas que documentan hasta dónde llegaron las aguas del desbordado Lubina durante las inundaciones del siglo XIX.

También llama la atención la hermosa plaza central de Príbor, que lleva el nombre de Sigmund Freud y en la que predominan casas de estilo renacentista y barroco. En medio de la plaza se levanta un hermoso conjunto escultórico barroco, consagrado a la Virgen María. El patrono de la ciudad de Príbor es San Valentín, cuya iglesia barroca se encuentra frente al colegio escolapio, transformado actualmente en Museo de la Ciudad, con otra exposición dedicada a Sigmund Freud. La iglesia de San Valentín tiene una excelente acústica y un magnífico órgano, por lo que en ella suelen celebrarse conciertos de música clásica.

Ésta, naturalmente, no es ninguna música clásica, sino el sonido de tambores. Así nos imaginamos que fue que los reclutadores de Maximiliano I de Habsburgo, llamaban en el siglo XIX a los reclutas de Príbor a acompanar al emperador a México, donde éste gobernó algún tiempo tras el derrocamiento de Juárez, habiendo sido nombrado por los franceses.

Y a pesar de que la estancia de Maximiliano en México terminó con su fusilamiento, los documentos históricos que atesora Príbor, y también las leyendas locales revelan que fueron muchos los habitantes de esa región en participar en la aventura mexicana de Maximiliano I de Habsburgo. En recuerdo a esos sucesos, uno de los restaurantes típicos en las afueras de Príbor lleva el nombre de México.

Con el alcalde de Príbor, Milan Strakos, hablamos también de personajes ilustres relacionados con la ciudad:

"Nos hemos referido ya a la historia de la ciudad, pero no debemos olvidar que de ella forman parte también los hombres que la van modelando. En el caso de Príbor cabe destacar especialmente a dos hombres, cuyos nombres se inscribieron con letras de oro en la historia. En la ciudad vivió algún tiempo, en el siglo XVI, Jan Sarkander, quien en 1995 fuera santificado por el papa Juan Pablo II."

En segundo término el concejal recalcó que en Príbor nació en 1856 Sigmund Freud, quien posteriormente se hiciera célebre especialmente como autor del método de psicoanálisis. Tras radicarse más tarde en Viena, Freud visitó en repetidas ocasiones su ciudad natal, llevándose especialmente de una de sus estancias profundos recuerdos... Fue cuando se enamoró de la hermana de su gran amigo, Emil Fluss, según nos contó, Milan Strakos, quien nos recomendó visitar la casa natal de Freud situada a sólo unos pasos de la plaza central de Príbor, en una de las calles contiguas.

Junto a la casa natal de Sigmund Freud finalizamos este Radioviaje, durante el que recorrimos la ciudad de Príbor, en el norte de Moravia.