Presupuesto sin números rojos continuará hasta 2021

Las finanzas públicas de la República Checa deberían mantenerse en negro hasta el 2021, aunque a un nivel reducido en comparación con 2017, según un informe que se presentará al Gobierno el lunes.

El informe de convergencia actualizado considera que el superávit presupuestario general se desliza al 1,5 por ciento del Producto Interno Bruto en 2018 desde el 1,6 por ciento del año pasado. El superávit debería continuar hasta 2021, cuando se habrá reducido al 0,9% del PIB.

El objetivo de la UE es que los déficits anuales de los países miembros no excedan el 3,0% del PIB. La relación total entre la deuda checa y el PIB se espera que descienda durante el período desde un esperado 32.9 por ciento este año a 29.9 por ciento en 2021.