Presidente de la Cámara Baja apoya petición antitabaco

r_2100x1400_radio_praha.png

El presidente de la Cámara Baja, Miloslav Vlček, respaldó la petición a favor de la prohibición absoluta de fumar en los restaurantes checos, comprometiéndose a repartirla entre los legisladores antes de la votación sobre la enmienda a la ley antitabaco. Los legisladores decidirán sobre la normativa la semana próxima.

“No fumo, por lo que apoyo la petición”, afirmó el presidente de la Cámara Baja, Miloslav Vlček, ante los representantes de la iniciativa ‘No al cigarrillo’ que le entregaron el texto del documento firmado por cien mil ciudadanos. Por medio de la actividad, los no fumadores piden a los diputados para que voten a favor de la enmienda que prohibiría fumar en restaurantes, discotecas, parques infantiles y otros lugares públicos.

El diputado, Boris Šťastný, del Partido Cívico Democrático, rechazó las declaraciones de algunos de sus colegas en el sentido de que la enmienda va en contra de las libertades ciudadanas.

“Se trata de argumentos falsos. La regulación no significa automáticamente la restricción de las libertades. La mayoría de los países civilizados lo comprendió y adoptó pasos encaminados a proteger la salud de los que no fuman”, dijo el legislador.

Según Šťastný, cada fumador tiene la libertad de perjudicar su propia salud. No obstante, no debería disponer del derecho de amenazar la salud de otras personas y, sobre todo, de menores de edad.

Hace unos meses, el diputado Šťastný presentó a la Cámara Baja la propuesta que obligaría a los propietarios de los restaurantes separar los fumadores de los no fumadores con una pared. Sin embargo, los parlamentarios no han decidido aún sobre ella.

La prohibición de fumar en los bares y restaurantes checos es un tema controvertido que divide al Parlamento checo. Los legisladores vacilan en dar una respuesta concreta a la interrogativa de cómo proteger la salud de los que no fuman. Sobre la enmienda a la ley antitabaco debió decidirse este miércoles, sin embargo, la Cámara Baja aplazó nuevamente la fecha. Según lo acordado, los debates deberían efectuarse la semana próxima.

Se prolongan las conversaciones sobre la enmienda a la ley antitabaco, vigente desde 2006, que prohibe fumar en lugares públicos y en las paradas del transporte público. Los legisladores, conscientes de que la ley sigue siendo permisiva, trabajan en su enmienda desde 2007. La postura blanda de las autoridades checas frente al tabaquismo es blanco de críticas por parte de Bruselas.