Presidente de Austria califica los decretos de Beneš como una "gran injusticia”

Heinz Fischer, presidente de Austria, se ha referido a los decretos de Beneš este jueves como “una gran injusticia”, ha informado la agencia de noticias APA. Tras la Segunda Guerra Mundial, entre otras medidas, el presidente de Checoslovaquia, Edvard Beneš, decretó la expropiación a alemanes y austriacos de sus bienes inmuebles. Según Fischer, la Unión Europea no debería haber dado validez a los decretos ante el resto de miembros de los Veintisiete, al aceptar la última de las condiciones puestas por el presidente checo, Václav Klaus, para firmar el Tratado de Lisboa. “Como presidente de Austria debo esforzarme en conseguir que se respeten los derechos humanos tanto en mi país como en el extranjero”, añadió Heinz Fischer.