Por primera vez se puede visitar la cúpula del Museo Nacional

Después de una pausa de un mes se reabre al público este viernes el reconstruido histórico edificio del Museo Nacional de Praga. Por primera vez los ciudadanos podrán visitar la cúpula del inmueble y disfrutar desde su altura una hermosa vista de la Plaza Venceslao y una vista panorámica de toda la capital checa.

Los visitantes pueden entrar al patio en la parte este del edificio, que hasta el presente permanecía cerrado y que durante los trabajos de reparación fue transformado en una zona de descanso bajo techo. Los interiores del museo, con excepción de la cúpula, no tienen barreras arquitectónicas.

Después del cierre del Museo Nacional hace siete años y de su amplia remodelación que se prolongó tres años, el edificio fue abierto nuevamente al público a finales de octubre del año pasado. Hasta finales de 2018 la entrada era libre y esa posibilidad fue aprovechada por unas 274 000 personas.