Policías y bomberos también verán reducidos sus sueldos

El ministro del Interior, Radek John, presentó este lunes su plan de recortes para el año que viene dentro de su ministerio. Con el objetivo de ahorrar más de 300 millones de euros, John anunció el recorte del diez por ciento en los salarios de policías y bomberos, igual que está sucediendo con todos los empleados que trabajan para el Estado. Estos dos cuerpos sin embargo no sufrirán despidos. El resto de recortes afectarán sobre todo a los gastos de funcionamiento y las inversiones.