Policías de UE resguardan el aeropuerto de Praga-Ruzyně

Impedir el tráfico ilegal de personas es la tarea de las patrullas policiales integradas por agentes de países de la Unión Europea que custodian el Aeropuerto Internacional de Praga-Ruzyně. Las patrullas formadas por policías de Chequia, Alemania, Estonia, Portugal y Holanda han iniciado su trabajo en el aeropuerto de Ruzyně hace un par de días. Los policías controlan en especial los documentos de los pasajeros de los vuelos de países no comunitarios. Según informó Kateřina Rendlová, portavoz de la Policía de Extranjería checa, las patrullas en Praga son encabezadas por agentes checos y se rigen estrictamente por las leyes de la República Checa. Policías checos a su vez, ayudan a resguardar aeropuertos en otros países comunitarios.