Petr Eben, uno de los más notables compositores checos del siglo 20, cumple los 75

Petr Eben, photo: CTK

Este jueves cumple los 75 años el compositor Petr Eben, una de las personalidades más sobresalientes de la música contemporánea checa. Petr Eben tiene en su haber unas 200 composiciones, entre conciertos para órgano y piano, composiciones orquestales, oratorios, cantatas, óperas, música de cámara, obras corales y música fílmica y escénica. Con sus composiciones para órgano y la música sacra ha ganado el renombre internacional. Es también un notable pedagogo musical.

Compositor Petr Eben, photo: CTK
Petr Eben nació el 22 de enero de 1929 en la pequeña ciudad de Zamberk, en Bohemia Oriental. Eben empezó a tocar el piano con la misma naturalidad con la que los demás niños aprenden a leer y a escribir. Terminados los deberes escolares, podía dedicarse con permiso de sus padres-ambos eran maestros- a la composición.

La agradable convivencia familiar terminó con la ocupación nazi. El padre de Petr Eben, descendiente de una vieja familia de judíos que habían llegado a Bohemia de España, fue deportado a un campo de concentración. Petr Eben fue expulsado por los nazis de la escuela y pasó dos años como prisionero en Buchenwald.

Terminada la Segunda Guerra Mundial, estudió piano y composición en la Academia de Bellas Artes, en Praga. Petr Eben terminó el curso de composición escribiendo el Concierto para órgano y orquesta, concebido como una exaltación de Dios y elogio del órgano.Fue un acto de valentía ya que en aquel entonces el régimen comunista reprimía la religión.

Durante la época comunista, Petr Eben fue silenciado por largos años y tan sólo después de la Revolución de Terciopelo de 1989 pudo retomar las actividades docentes.

Petr Eben es una personalidad íntegra que irradia harmonía. Su música es extraordinariamente emotiva como muestra la ópera "Jeremías".