Pescado del río Elba ya no apesta

r_2100x1400_radio_praha.png

Los pescadores que practican su hobby a orillas del río Elba están contentos. El pescado capturado en el mayor río checo ya no apesta y vuelve a ser propio para el consumo. Las aguas del Elba están menos contaminadas que hace diez años y lo mismo puede afirmarse de la mayoría de los cursos fluviales checos.

A los ríos checos regresan castores, salmones y otras especies animales que habían desaparecido de ellos hace años debido a la contaminación. Los cursos fluviales están menos contaminados ya que los agricultores utilizan menos sustancias químicas, las empresas han empezado a emplear tecnologías más modernas... También algunas fábricas contaminantes han cerrado, y,además, los límites para los vertidos de las aguas residuales son cada vez más estrictos.

En la pequeña ciudad de Celákovice, 15 kilómetros al este de Praga, en la orilla izquierda del río Elba, últimamente se ven siempre pescadores con sus cañas, y en la orilla opuesta suelen verse bañistas...

Yo personalmente prefiero bañarme en el Jizera, distante unos 5 kilómetros. El Jizera sí que es un río limpio, tan limpio que se ven las piedras en su fondo.

Admito que el Elba dista todavía bastante de ser un río de águas cristalinas, pero debería tranquilizarte el hecho de que las ciudades situadas en sus orillas ya disponen de depuradoras.

En esto tienes razón. Y el Ministerio de Medio Ambiente hasta afirma que en los últimos años la contaminación de los ríos con sustancias orgánicas ha disminuido en casi un 90 por ciento. Y ello se debe precisamente al hecho de que las ciudades checas con más de 10 mil habitantes ya cuentan todas con su depuradora.

Pero debemos admitir que en lo que se refiere a la construcción de depuradoras, la República Checa está todavía a mitad del camino. Pasarán todavía diez años antes de que cada pequeño pueblo cuente con su depuradora de aguas residuales, como lo exige la Unión Europea. Y es que en algunas aldeas falta todavía hasta el alcantarillado público.

También el funcionamiento de las depuradoras en algunas grandes urbes y empresas deja mucho que desear ya que estas instalaciones no eliminan de las aguas residuales el nitrógeno y el fósforo. Estas dos sustancias son vertidas a los ríos, y con sus aguas llegan a los embalses donde ocasionan la proliferación de algas que causan a los bañistas eczemas y alergias.

En la metrópoli morava Brno ha empezado la modernización de la depuradora local para que ésta sea capaz de eliminar nitrógeno y fósforo, y de la misma manera se procederá también al arreglo de las depuradoras en Praga, Ostrava y otras urbes checas.

Con el agua cada vez más limpia ya nada te impedirá,..............,bajar de la orilla arenosa y sumergirte entre nenúfares como una ondina en un brazo del río Elba...

Así lo espero aunque todavía no sea esta tarde. Mientras tanto me consuela otra cosa también relacionada con el agua. El Instituto Estatal de Salud asegura que la calidad del agua que sale de los grifos en la República Checa es tan buena como la del agua embotellada que se vende en los supermercados.