Perspectivas pesimistas sobre la crisis, aumenta el paro y se anuncian dos cumbres a nivel europeo

La crisis se agudiza, como demuestra el brusco repunte del desempleo sufrido por la República Checa en enero. El Gobierno promete medidas anticrisis y al mismo tiempo anuncia dos cumbres a nivel europeo, en el marco de la presidencia checa de la UE. Estos son algunos de los temas de esta semana del 9 al 13 de febrero.

Como viene siendo habitual, la crisis sigue ocupando la mayor parte de la actualidad checa.

Precisamente la semana comenzó con las declaraciones de primer ministro checo, Mirek Topolánek, en las que admitía contar con una recesión del PIB de hasta el menos dos por ciento.

Topolánek anunció que se seguirían las sugerencias tomadas por el Consejo Económico Nacional y que las medidas anticrisis contarían con una importante inversión del estado: nada menos que unos 6.500 millones de euros, el dos por ciento del PIB checo.

Todo sin contar lo que el Estado dejará de ganar debido a las rebajas fiscales y de la Seguridad Social, y que se estima en unos mil millones de euros menos.

La crisis parece no tocar fondo, también esta semana se hizo público el acelerado aumento del paro que tuvo lugar en enero. Unas 50.000 personas se quedaron sin trabajo, con lo que la tasa de desempleo pasó del 6 al 6,8 por ciento.

Mirek Topolánek (Foto: CTK)
Los principales afectados son los trabajadores extranjeros, principalmente vietnamitas y mongoles ocupados en la construcción y la industria automovilística.

El Gobierno considera que los extranjeros en paro representan un potencial peligro para la seguridad del país, por eso se apresta a deshacerse de ellos. El ministro del Interior, Ivan Langer, pidió al Gobierno que entregara a cada desempleado extranjero 500 euros y un billete de avión para que regrese a su país de origen.

“Nosotros le ayudamos a estas personas con el pasaje de vuelta y con una pequeña cantidad de dinero para motivarlos a abandonar el país. Creemos que de no hacerlo podrían cometer delitos o caer en las redes del crimen organizado”, indicó el ministro.

Como presidente de la Unión Europa, la República Checa tiene la responsabilidad de organizar a los países miembros para buscar soluciones coordinadas a la crisis financiera.

De esta manera, Mirek Topolánek, en calidad de presidente del Consejo de la Unión Europea, ha convocado en este sentido dos cumbres extraordinarias. La primera tendrá lugar en Bruselas el uno de marzo. Según Topolánek, los objetivos serán los siguientes:

“Entre los objetivos de esta primera cumbre informal destaca la coordinación de mecanismos para enfrentar la crisis a nivel europeo, así como la aplicación de medidas que eviten el proteccionismo”.

Cambiando de tema, esta semana la República Checa fue protagonista de una polémica en torno a la protección de los derechos humanos. El Comité contra la Tortura del Consejo de Europa criticó a la República Checa por practicar castraciones quirúrgicas contra delincuentes sexuales.

El Ministerio de Salud checo asegura que todo se hace según la ley y con el visto bueno del delincuente. La postura del Gobierno es respaldada por varios especialistas checos, como es el caso de Martin Holý, director del Centro Psiquiátrico Bohnice, en Praga.

“Creo que es bueno disponer de semejante posibilidad y ofrecerla a los pacientes. Años después, al referirse a la intervención, muchos de ellos aseguran que no lamentan la decisión tomada”.

En cuanto a uno de los temas de larga duración de la actualidad checa, la instalación en el país del radar antimisiles estadounidense, esta semana Estados Unidos anunció que el proyecto queda temporalmente aplazado.

Karel Schwarzenberg (Foto: CTK)
Lo anunció la secretaria de Estado, Hillary Clinton, durante su entrevista con el canciller checo, Karel Schwarzenberg. Al parecer los estadounidenses prefieren esperar a ver si Irán modera su programa nuclear.

Consultado por la Televisión Checa, el ministro Schwarzenberg señaló que el proyecto se pospone por razones técnicas, pero que lo importante es que a Washington le sigue interesando el radar.

“Fue confirmado el interés de Estados Unidos por el radar, ellos continuarán su proyecto. A nosotros nos interesa que sea cuanto antes. Existen claro está algunas causas técnicas que postergan el plan inicial. En comparación con la Administración Bush la atmósfera del encuentro fue un poco más relajada”, dijo el ministro.

Hablando sobre las relaciones exteriores de la República Checa, esta semana llegaron al país 16 refugiados políticos birmanos. Se trata de cuatro familias que huyeron de su país al ser perseguidos por la junta militar birmana.

Los refugiados se encuentran alojados en un centro de acogida y ya están aprendiendo checo. En el futuro se les dará vivienda y trabajo para que puedan integrarse en la sociedad checa.

Por otro lado este jueves la Conferencia Episcopal Checa organizó un debate sobre la ley comunista que en 1949 confiscó los bienes de las Iglesias.

En el debate generado se comentó que la ley fue ilegítima, al no recibir las Iglesias ninguna compensación por las expropiaciones. Al mismo tiempo, el Estado asumió el compromiso de pagar los sueldos a los sacerdotes.

De esta manera se crearon dos situaciones incómodas que duran hasta hoy, por un lado la sustracción de la propiedad de las diferentes Iglesias y por otro la subvención pública de las diferentes confesiones en un país mayoritariamente no creyente.

El jefe de prensa de la Conferencia Episcopal Checa, Juan Provecho, insistió en que es necesario resolver el problema pero que para ello hace falta voluntad política.

"Es chocante que es el único de los países ex comunistas que todavía no tiene las relaciones Iglesia-Estado terminadas en el tema de la restitución de los bienes eclesiásticos, en el tema del concordato con el Vaticano, y es necesario resolver esta serie de problemas porque, si no, estamos viviendo con una forma de trabajar y de ser que no responde a la actualidad aunque estamos en un país ateo, pero la Iglesia sigue siendo una institución importante que sirve en todos los aspectos importantes de la vida social. Por eso que es importante resolverlo, no hay voluntad política y si no hay voluntad política, entonces va a ser difícil”, subrayó.