Pavel Sporcl

r_2100x1400_radio_praha.png

"El pirata de las salas de concierto", así se apoda al joven violinista checo, Pavel Sporcl, de 28 años, quien sube a los escenarios con pantalones de cuero y con un pañuelo en la cabeza atado a lo pirata. No sólo su vestimenta es atípica, sino que también su manera emotiva de tocar el violín. En su repertorio destaca uno de sus compositores favoritos: el argentino Astor Piazzolla.

En la República Checa, la popularidad de Pavel Sporcl es comparable con la de grandes estrellas del rock. Sus conciertos terminan con infinitas ovaciones y la puerta de su camerino se ve siempre sitiada por nutridos grupos de admiradores en espera de un autógrafo.

Sin embargo, al inicio de su carrera profesional Pavel Sporcl se vestía de forma tradicional, es decir, con frac. Pero con el tiempo notó que a sus conciertos acudía exclusivamente gente mayor. De manera que trató de atraer a los jóvenes con una apariencia moderna e informal. Y lo logró.

Además de ello, Pavel Sporcl suele cambiarse de ropa en las pausas, y ello en concordancia con el autor que interpreta. Afirma que Bach es un compositor serio, por lo que le corresponde el color negro. A Janácek, quien se inspiraba en el folklore popular, le va bien el color verde. Mientras que a Paganini, por sus vivas composiciones - el color rojo.

Pavel Sporcl, oriundo de la ciudad de Ceské Budejovice, toca el violín desde pequeño. Estudió en el Conservatorio de Praga y a sus 17 años ganó el certamen de músicos jóvenes Concertino Praga. En 1991 interrumpió sus estudios en la Academia de Artes Musicales y se trasladó a EE.UU., donde permaneció cinco años.

Estudió en Dallas y en la Julliard School, de Nueva York. Isaac Stern, el gran maestro del violín, le daba clases, así como su ídolo musical, el virtuoso Isaak Perlman.

En EE.UU. Pavel Sporcl se vio obligado a trabajar en la biblioteca universitaria y hasta a tocar en el metro para ganarse el pan cotidiano. El único lujo que se permitía en aquella época fue comprar entradas al Museo Metropolitano y para conciertos en Carnegie Hall.

Pavel Sporcl regresó a Praga en 1996. Terminó sus estudios en Praga e inició su exitosa carrera profesional, marcada por el deseo de popularizar la música clásica, sobre todo, entre la joven generación.

Entre los discos más populares de Pavel Sporcl figura el álbum, lanzado el año pasado, que incluye la composición "Las cuatro estaciones", de Vivaldi, así como la obra homónima del compositor argentino Astor Piazzolla.

Además de los conciertos en teatros y salas de concierto, Pavel Sporcl participa con éxito en festivales de folk y jazz. Sporcl admira el jazz y uno de sus grandes sueños es, según afirma, actuar en un club de jazz.

Y ¿cuál es la composición favorita de Pavel Sporcl? "La que interpreto en ese momento", afirma el solista explicando que si no fuera así, su interpretación no sería perfecta, lo que significaría engañar al público.