Partido Cívico Democrático promete arremeter contra los extranjeros

r_2100x1400_radio_praha.png

Una ley de extranjería más severa, acabar con los comerciantes deshonestos y un duro castigo a los criminales sin posibilidad de ser liberados bajo fianza, son algunos de los lemas utilizados por los partidos de derecha checos en sus campañas electorales.

Foto CTK
Los partidos de derecha checos tratan de ganarse las simpatías de los electores con lemas que, según los sociólogos, pueden servir para convencer incluso a quienes no tienen claro todavía por quién votar en las elecciones parlamentarias de junio.

La Coalición, integrada por los democristianos y la Unión de la Libertad, promete, por ejemplo, reducir el nivel de criminalidad en el país. Critica las leyes vigentes, afirmando que permiten que un criminal pueda ser puesto en libertad bajo fianza después de cumplir una condena mínima.

El oposicionista Partido Cívico Democrático, arremetió contra los extranjeros. El líder del partido, Václav Klaus, prometió a los ciudadanos checos reducir el número de extranjeros que viven en el país en forma ilegal y adoptar severas medidas contra los comerciantes deshonestos, especialmente en los mercadillos.

Vaclav Klaus, foto: CTK
El vice presidente del Partido Cívico Democrático, Ivan Langer, añadió que "la República Checa es un país libre y abierto para todo el que se comprometa a respetar las leyes que rigen en él." Los extranjeros que abusen de esas libertades deberían ser expulsados de inmediato, afirmó Langer.

El sociólogo checo, Jan Herzmann, señaló que varios partidos de derecha eurooccidentales recurren a lemas similares en sus campañas electorales, ya que surten efecto en los electores. El experto, no obstante, advierte ante el peligro de que similares campañas puedan despertar en la sociedad aversión hacia los extranjeros en general.