Otorgados los premios fílmicos checo "El león checo"

Jan Svankmayer, Foto: CTK

El largometraje "Otesánek", del cineasta checo, Jan Svankmayer, fue premiada como la mejor película del año 2001. Esta fue la decisión de la Academia de Cine y Televisión en la novena edición de la entrega de "El león checo".

La película "Otesánek" lleva el sello característico de Jan Svankmayer, fascinado por el surrealismo. La película, que está inspirada en un viejo cuento de hadas checo, narra la historia de un matrimonio que al no poder tener hijos empieza a criar un muñeco, tallado de un tronco de árbol, como si fuera un bebé. El problema consiste en que este pedazo de madera cobra vida y tiene un apetito voraz que termina con varios seres humanos.

Jan Svankmayer, Foto: CTK
La decisión de la Academia de Cine sorprendió a Jan Svankmayer, quien antes había propuesto reformar la entrega de "El león checo".

"Pienso que la democracia debe realizarse en la política, pero no en el ámbito artístico. Fui miembro del jurado en varios festivales cinematográficos y resultó que la opinión de la mayoría no siempre coincidió con la mía. De manera que mi nombre figuró en el jurado que eligió una película que no me había gustado. Así que yo propondría que el premio "El león checo" sea otorgado por una sola persona, o mejor dicho, personalidad. El jurado siempre me pareció un cuerpo demasiado anónimo que me impedía sentirse debidamente orgulloso del premio concedido. Al contrario, si el premio me fuera otorgado por una personalidad que yo admire, me sentiría sumamente honrado," dijo Jan Svankmayer. La película "Otesánek" fue galardonada también en las categorías de "mejores efectos visuales" y "mejor afiche".

La película "Mundo azul oscuro", del joven cineasta checo y ganador del Oscar, Jan Sverák, que en un principio figurara como favorita en la categoría de "mejor película" perdió, pese a tratarse de la película más costosa en toda la historia de la cinematografía checa. Sin embargo, fue galardonada en las categorías de "mejor dirección", "mejor banda sonora", "mejor montaje" y "Mejor fotografía". Jan Sverák afirmó sentirse feliz al recibir los cuatro "leones".

Protagonistas de la película Mundo azul oscuro, Foto: CTK
"Me siento muy contento por recibir "El león checo" en la categoría de "mejor dirección". Estoy feliz también que mi película haya sido galardonada en las principales categorías profesionales fílmicas. Me da pena que Ondrej Vetchý no recibiera el premio al "mejor actor secundario" porque se lo merecía. Su papel en "Mundo azul oscuro" fue brillante," apuntó Sverák.

La Academia de Cine y Televisión otorgó el premio por méritos al director Otakar Vávra, quien, pese a cumplir el mes pasado 91 años, sigue siendo un auténtico fenómeno para la cinematografía checa. Hasta el presente se sigue desempeñando como profesor de la Academia de Cine Checa y está considerado como padre de la denominada "nueva ola" de los años 60 en la cinematografía checa. Vávra afirmó sentirse muy satisfecho con el premio.

Otakar Vávra, Foto: CTK
"Me siento muy contento, aunque la entrega de este premio implica la idea de hacer un balance de mi prolongada carrera fílmica. Por esto me siento también un poco triste. Aunque, dicho francamente, no tengo previsto finalizar aún mi carrera profesional. Soy autor de 49 películas y me gustaría rodar por lo menos una más, para que en mi filmografía figuren 50 películas," dijo Vávra.

Otakar Vávra prepara una película sobre la vida del ex ministro de RR.EE. checoslovaco, Jan Masaryk, así como la autobiografía fílmica de Lída Baarová, una de las principales estrellas del cine checo.