OCDE: Chequia no reducirá el déficit de las finanzas públicas a menos del tres por ciento antes de 2013

La estabilización de las finanzas públicas y la limitación del endeudamiento del país serán los retos principales del nuevo Gobierno checo. Así consta en el informe sobre el desarrollo económico de la República Checa que presentó este martes en Praga el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, es improbable que Chequia reduzca el déficit de las finanzas públicas a menos del tres por ciento antes de 2013. La adopción del euro dependerá del mantenimiento de este criterio. Gurría destacó en Praga que el Gobierno checo debería esforzarse a largo plazo por un presupuesto equilibrado para estar preparado para eventuales sacudidas en el futuro o el envejecimiento de la población.