Nueva ley del tránsito en vigor en la República Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

A pesar de las severas multas con que se penalizarán las infracciones, muchos conductores checos han hecho caso omiso de la nueva ley y no han respetado, siquiera, la más elemental de las disposiciones: la de llevar encendidos los faros en invierno tanto de día como de noche. Tampoco ha sido respetada la prohibición de hablar por teléfono móvil durante la conducción, y se han visto a niños viajando sin permanecer ajustados a las obligatorias sillas de auto. Es que la nueva ley permite telefonear durante la conducción sólo si se emplea el sistema hands free, y establece que los niños y jóvenes menores de edad que no lleguen al metro y medio de altura viajen ajustados a sistemas de seguridad.

Otra de las medidas que acaba de entrar en vigor con el objetivo de evitar los robos, es la de que el sello que los vehículos automotores han de pegar en un extremo del parabrisas para poder circular por las autopistas del país - sistema que en la República Checa sustituye el pago de peaje- consta de dos partes para que una de ellas quede en poder del conductor en caso de robo o de deterioro de la del parabrisas.

De las gasolineras checas prácticamente han desaparecido ya los combustibles con plomo, también prohibidos por la nueva ley de tráfico automotor vigente en la República Checa desde el uno de enero.

Autor: Mónica Villegas Gallego
audio