Noticias Sábado 13 de ENERO de 2001

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Ivana Vonderková

Cámara Baja checa busca solución a crisis en la TV pública

Buscar una solución a la crisis en la Televisión pública checa, fue el objetivo principal de la Cámara Baja checa, que se reunió en Praga en sesión extraordinaria. El principal tema de los debates fue el borrador de la nueva ley sobre la Televisión pública que implica, en primer lugar, una nueva manera de elegir al Consejo de la Televisión. En el futuro, sus miembros no deberían ser elegidos por los partidos políticos, sino por organizaciones cívicas que representen a toda la sociedad checa.

Senadores checos estudian causas de la crisis en la TV pública

Más de 20 representantes de los medios de comunicación asistieron a una audiencia pública, convocada hoy en Praga por el Senado checo, con el fin de hallar las causas de la crisis en la Televisión pública. En el encuentro se debatió la legislación en el terreno de los medios de comunicación en la República Checa, comparándose con las normas que rigen en los países de la Unión Europea. La atención se centró asimismo en las posibilidades que ofrece la legislación checa para otorgar una mayor independencia a los medios de comunicación.

UNESCO valora la actitud de los checos frente a la crisis en la TV

La crisis en la Televisión pública checa, facilitó comprender mejor el papel de los medios de comunicación públicos dentro de la sociedad y definir qué es la independencia. Lo senaló en París el vice director general de la UNESCO para las comunicaciones y la informática, Alain Modoux. También valoró altamente la postura adoptada por los checos frente a la crisis y el hecho de que en su solución no se haya recurrido a la confrontación y a la violencia. Apuntó que el quid del problema radica en su opinión en el sistema de control de los medios de comunicación públicos.

Gobernador de Baja Austria debate en Praga sobre la Planta de Temelín

La Central Nuclear checa de Temelín y la protección de las fronteras fueron los principales temas debatidos en Praga entre el Gobernador de Baja Austria, Erwin Pröll, el Primer Ministro checo, Milos Zeman, y el jefe de la Cámara Baja, Václav Klaus. Praga sigue insistiendo en que Temelín no representa ningún peligro para la vecina Austria. A pesar de algunas fricciones, ambas partes manifestaron gran interés por intensificar la colaboración entre la República Checa y la Baja Austria, especialmente en el terreno del control de la migración ilegal.

Activistas austríacos critican a Praga por Planta de Temelín

Entretanto, iniciativas ecologistas austríacas que ponen en tela de juicio el funcionamiento de la Central Electronuclear checa de Temelín, criticaron a Praga por el supuesto incumplimiento de los acuerdos suscritos en diciembre pasado entre los jefes de Gobierno de ambos países. Josef Pühringer, de la Iniciativa contra el peligro nuclear insistió en que la República Checa ofrece escasas informaciones en torno a la Planta de Temelín y que los ecologistas de Alta Austria consideran la eventualidad de convocar nuevas protestas contra la planta. A las palabras de Pühringer reaccionó el portavoz de la companía energética checa, Ladislav Kríz, quien subrayó que las informaciones sobre Temelín le son brindadas a Austria en forma regular y que éstas son idénticas a las que recibe la ciudadanía en la República Checa.

Ministro de Salud rechaza consecuencias de "síndrome de los Balcanes"

Comentando el tema del "síndrome de los Balcanes", el Ministro de Salud checo, Bohumil Fiser, excluyó la posibilidad de que el uranio empobrecido pueda haber tenido efectos negativos en la salud de los soldados y otros ciudadanos checos. Fiser afirmó que es imposible también comparar los efectos del uranio en los soldados que combatieron en los Balcanes, con la influencia que podría tener este mineral en la salud de los trabajadores de las minas de uranio. Resulta sorprendente, que entre los mineros que están expuestos al uranio a largo plazo no se hayan registrado casos similares a los del llamado "síndrome de los Balcanes", acotó el ministro Fiser.

Cotización de la corona checa

Al término de la jornada de este viernes la corona checa se cotizaba a 35,30 unidades por euro y a 37,20 unidades por dólar.