Noticias Sábado 04 de DICIEMBRE de 1999

r_2100x1400_radio_praha.png

Cumbre de cuatro presidentes centroeuropeos

El presidente checo, Václav Havel, asistió en Gerlachov, en los Altos Tatras eslovacos, a la cumbre de cuatro jefes de Estado centroeuropeos del llamado Grupo de Visegrad. El encuentro, en el que además de Václav Havel participaron sus colegas, Arpád Gönzc, de Hungría, Rudolf Schuster, de Eslovaquia, y Alexander Kwasniewski, de Polonia, puso una vez de manifiesto antes de la cumbre de la Unión Europea en Helsinki que los vecinos centroeuropeos de Eslovaquia están dispuestos a apoyar el esfuerzo de ese país por iniciar las negociaciones sobre su ingreso en la Unión. Antes de finalizar la cumbre, el presidente de Eslovaquia, Rudolf Schuster, afirmó que su país y la República Checa preparan un proyecto común encaminado a solucionar la problemática de la etnia gitana. Dicho proyecto a largo plazo debería incluir las esferas de la cultura, la educación, la vivienda, así como la problemática social de la minoría gitana.

Manifestaciones de apoyo al llamamiento "Gracias, márchense"

En varias ciudades checas se efectuaron manifestaciones de apoyo al llamamiento de los antiguos líderes estudiantiles de la Revolución de Terciopelo. En dicho llamamiento exhortaron a los principales políticos del país a que dimitan por ser responsables por la crisis política y económica que sacude a la República Checa. En un mitin, efectuado en la céntrica Plaza de Venceslao de Praga, los signatarios levantaron su voz también a favor de la celebración de elecciones anticipadas y la rescisión del Pacto de Estabilidad Política, concertado entre el Partido Cívico Democrático y el Socialdemócrata. La actual representación política condujo al país a una crisis ética, social y política, amenazando seriamente el proceso de integración del país a la Unión Europea, declararon los antiguos estudiantes, apelando a la ciudadanía apoyar el llamamiento "Gracias, márchense" y manifestar de este modo su voluntad por cambiar la actual situación.

El viceprimer ministro Rychetský sobre el llamamiento

El viceprimer ministro, Pavel Rychetský, calificó las actividades de los signatarios del llamamiento "Gracias, márchense" de legítimas, pero insensatas. Rychetský afirmó de sentirse tampoco satisfecho del estado de la democracia y cultura política en la República Checa. Sin embargo, como más razonable considera la ampliación de la democracia por elementos de la democracia directa. Tratar de volver el desarrollo diez anos atrás para buscar otro camino es testimonio de cierta falta de madurez política, puntualizó el viceprimer ministro, Pavel Rychetský.

Huelga de mineros terminó

La huelga de los trabajadores de la mina de carbón Kohinoor, en Bohemia del Norte, terminó. Durante la misma, 190 mineros permanecieron desde el miércoles en las galerías negándose a salir de la mina en protesta contra la amenaza de cierre de la explotación. En la madrugada del viernes los mineros terminaron la huelga después de obtener la promesa del Gobierno y la Companía Minera de Most, propietaria de la misma, de que proseguirán las conversaciones con el fin de asegurar la viabilidad de la mina y preservar sus 950 puestos de trabajo.