Noticias Martes 09 de NOVIEMBRE de 1999

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Lenka Kasova

Havel - Portugal

El presidente de la República Checa, quien se encuentra en Portugal invitado por el ex-presidente de ese país, Mario Soares, percibe sus vacaciones como una reconvalecencia. Según su portavoz, Ladislav Spacek, no están previstos encuentros con políticos o artistas portugueses. El presidente y la primera dama, Dagmar Havlová, regresarán a la República Checa el domingo próximo.

Gobierno - sesión

El gobierno checo no ha decidido en su sesión de lunes sobre el aumento del mínimo de vida, debido a que el ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales debe precisar y consultar algunos detalles con el ministerio de Hacienda. El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Vladimír Spidla, propone que el mínimo de vida sea aumentado, a partir del 1-o de enero del ano entrante, en un 5%, es decir, de las 3.430 coronas actuales a 3.600 coronas. El gobierno puede acceder a tal paso tan sólo en caso de que el nivel de inflación alcance un 5%.

Mertlík - Bruselas

El ministro de Hacienda checo, Pavel Mertlík, y el comisario europeo responsable por los asuntos financieros, Pedro Solbeso, firmarán en Bruselas el documento denominado "La evaluación conjunta de las prioridades económicas de la República Checa". Dicho material fue elaborado por el gobierno checo en colaboración con la Comisión Europea.

Cámara de Diputados - ministro David

La enmienda gubernamental a la ley sobre el seguro contra enfermedades figurará en la agenda de deliberaciones de la Cámara de Diputados del Parlamento checo, a proseguir el martes. El resultado de las deliberaciones decidirá sobre la continuidad del ministro de Salud, Ivan David, en el cargo.

Zeman - gitanos

El Primer Ministro checo, Milos Zeman, deliberará el viernes próximo con los representantes de varias inciativas gitanas acerca de la posición de los gitanos en la República Checa. Entre los temas a ser debatidos no faltará el problema de la pared construída en la ciudad de Ústí nad Labem, Bohemia del Norte, con el fin de separar la población gitana y los demás ciudadanos.