Noticias Jueves 25 de MARZO de 1999

r_2100x1400_radio_praha.png

La OTAN inició bombardeos contra Yugoslavia

La OTAN cumplió su amenaza e inició ayer el bombardeo contra Yugoslavia. Después de las ocho de la noche los primeros misiles cayeron sobre Serbia, Kosovo y también Montenegro. Como reacción inmediata el Gobierno de Belgrado declaró estado de guerra.

Los aliados de la OTAN iniciaron la intervención militar después de que el presidente yugoslavo, Slobodan Milosevic, rechazara firmar el acuerdo de paz presentado por la comunidad internacional e intensificara las operaciones militares contra los albanokosovares.

Al comentar la situación surgida el Primer Ministro checo, Milos Zeman, declaró que era lamentable que la diplomacia fracasara y tuviera que recurrirse al uso de la fuerza.

Una postura similar manifestó el presidente de la República Václav Havel, que todavía ayer en horas de la maòana exhortó a Milosevic, para que evitara la escalada del problema. Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Václav Klaus, lamentó que un problema político tuviese que resolverse por medio de las armas.

Relator de la ONU no está convencido de la eficacia de los bomabardeos

El relator de la ONU para el respeto de los derechos humanos en la antigua Yugoslavia, el ex ministro de RR.EE. de Checoslovaquia, Jiri Dienstbier, sostuvo ayer que no creía en la eficacia de los bombardeos para obligar a Milosevic a cambia de opinión.

De acuerdo con Dienstbier, el presidente yugoslavo hará todo lo posible para sacar provecho de toda situación. Desde hace diez aòos ha jugado con la opinión pública internacional y ahora no hará excepción alguna.

Milosevich es el único que sabe cuál será el posible desenlace tras la intervención militar, porque en sus manos está aceptar un acuerdo para poner fin a los bombardeos, o por el contrario incrementar el conflicto. De todas maneras ante su pueblo ha empezado a desempolvar antiguas consignas de la guerra en la antigua Yugoslavia y va por el camino de convertirse en el "Sadam de los Balcanes".

Ministro de Exteriores asegura que país no está en guerra con Yugoslavia

El ministro de Relaciones Exteriores checo, Jan Kavan, explicó ayer a la población que la República Checa como pleno miembro de la Alianza Atlántica no está en guerra con Yugoslavia, aún cuando el gobierno de Belgrado haya declarado estado de guerra.

La Alianza Noratlántica no ha declarado la guerra a Yugoslavia, porque la intervención militar responde al hecho de que Milosevich rechazó el acuerdo de paz establecido por la comunidad internacional y firmado por los albanokosovares. Cabe agregar que Yugoslavia declaró estado de guerra, pero no la guerra a las fuerzas aliadas.

A partir de anoche fueron reforzadas las medidas de seguridad en la capital checa, tanto frente a sedes diplomáticas como en edificios públicos.