Noticias Domingo 30 de MAYO de 1999

r_2100x1400_radio_praha.png

El democristiano Partido Popular trata sobre su papel en el escenario político checo

El democristiano Partido Popular inauguró en Ceské Budejovice, Bohemia del Sur, un congreso de dos días que tiene carácter electoral y programático. Como el nuevo presidente del Partido fue elegido el actual vicepresidente, Jan Kasal.

En las deliberaciones del primer día intervinieron los principales representantes de dicha formación política, así como el jefe del gabinete checo, Milos Zeman, líder del Partido Socialdemócrata, y el presidente de la Cámara Baja del Parlamento Checo, Václav Klaus, quien encabeza el Partido Cívico Democrático, y otros huéspedes.

El antiguo presidente de los democristianos, Josef Lux, quien renunció a su cargo el año pasado por razones de la salud, conservando todavía una gran influencia en el seno del Partido, constató en su discurso que existen ciertas condiciones para que surgiera con el apoyo de la Unión de la Libertad, un nuevo y competente gobierno checo, integrado por los populares y los socialdemócratas. Al mismo tiempo, de modo indirecto rechazó la colaboración con el Partido Cívico Democrático.

Entretanto, el primer ministro y líder de la Socialdemocracia, Milos Zeman, reiteró en el congreso que su formación política no postula ningunas condiciones previas para poder colaborar con los democristianos, no obstante, agregó que dicha colaboración no implica todavía la coparticipación en el gobierno. A la colaboración mútua exhortó también el líder de la Unión de la Libertad, Jan Ruml. Pero dicha formación política se opone a todo tipo de colaboración con los socialdemócratas. Por su parte, el presidente del Partido Cívico Democrático, Václav Klaus, solicitó a los delegados del congreso que el Partido Popular adoptara una actitud clara respecto a la colaboración con su Partido - colaboración que ofrece la única posibilidad para buscar la salida de la crísis política actual. Klaus se remitió incluso al Nuevo Testamento reiterando que la respuesta de los democristianos debría ser "Sí,o, No".

Václav Klaus reconoció que el Partido Cívico Democrático conlleva la responsabilidad por la crísis política

Más de 400 delegados de la conferencia del Partido Cívico Democrático comenzaron a deliberar en Praga sobre la próxima orientación ideológica de esta segunda más fuerte formación política checa. El presidente del Partido, Václav Klaus, reconoció que dicha entidad no había logrado dominar plenamente la complicada tarea de transformación. Pese a ello, en su discurso inaugural destacó que el Partido debe prepararse a llevar la responsabilidad gubernamental. Al mismo tiempo criticó la calidad del actual gobierno checo dirigido por el Partido Socialdemócrata. Václav Klaus rechazó asimismo la absolutización del papel de la Unión Europea y de la Alianza Noratlántica. A Václav Klaus se sumó el ministro de defensa en la sombra, Petr Necas, expresando sus temores que un estado nacional y sus intereses serán sacrificados al proceso de globalización y el seudoeuropeísmo barato. Necas exhortó asimismo a la defensa de los valores familiares conservadores.

En Jáchymov tuvo lugar el décimo encuentro de los presos políticos del antiguo regimen comunista

Sin antención de los destacados representantes de los partidos políticos, tuvo lugar en Jáchymov, Bohemia Occidental, el décimo encuentro de los antiguos presos políticos llamado "El infierno de Jáchymov". Más de 500 presos inocentes conmemoraron los acontecimientos de hace 50 años, cuando el ex regimen comunista comenzó a transportarlos a los campos de concentración locales, donde tenían que extraer en condiciones muy peligrosas el uranio para la industria armamentista de la Unión Soviética. En los campos de concentración y las minas locales trabajaron más de 45 mil presos políticos, de los cuales unos dos mil murieron a consecuencia del trato inhumano y las enfermedades directamente en el lugar citado.

En el Senado del Parlamento Checo continuó conferencia sobre la etnia gitana

En el Senado del Parlamento Checo continuó la conferencia sobre los problemas de la etnia gitana. Los delegados, entre los que figuran también 40 huéspedes de 12 países europeos, trataron principalmente sobre los problemas de la migración, la criminalidad y la seguridad. La acción que transcurre bajo el nombre "La etnia gitana entre nosotros" está organizada por el Foro Europeo para la democracia y la solidaridad, y los senadores que representan al Partido Socialdemócrata.