Noticias Domingo 07 de NOVIEMBRE de 1999

r_2100x1400_radio_praha.png

Cumbre de la iniciativa Centroeuropea en Praga

Con una serie de deliberaciones bilaterales continuó en Praga la cumbre de la Iniciativa Centroeuropea, agrupación de 16 países europeos, que este ano celebra el décimo aniversario de su fundación. Según destacó después de la sesión plenaria de los Jefes de Gobierno el Primer Ministro checo, Milos Zeman, los países miembros de la Iniciativa Centroeuropea quieren participar activamente en el Pacto de Estabilidad para Europa Sudoriental. "La plena democratización es una de las condiciones indispensables para la reconstrucción económica de los Balcanes", subrayó Zeman. Entre los temas tratados por las delegaciones europeas figuró no sólo la situación en los Balcanes, sino también la cooperación mutua. Los participantes en la sesión plenaria aprobaron el Acta Final de la cumbre y el Plan de Acción para los próximos dos anos dedicado, entre otros temas, a la cooperación económica, el desarrollo de las infraestructuras, e intercambios culturales. Relaciones entre la República Checa y Austria En el marco de la cumbre de la Iniciativa Centroeuropea se reunieron en Praga los ministros de RR.EE. de la República Checa y Austria, Jan Kavan y Wolfgang Schüssel, respectivamente. Al desarrollo de las relaciones mutuas contribuirían encuentros de expertos que tratarían de solucionar algunos problemas del pasado, constataron ambos ministros. Los comités parlamentarios de ambos países podrían dedicar atención a la problemática vinculada con los llamados Decretos de Benes, en base de los cuales después de la Segunda Guerra Mundial fueron expulsados de la entonces Checoslovaquia más de 2 millones de alemanes y austríacos. "Coincidimos en la necesidad de tales pasos", afirmó el ministro de RR.EE. checo, Jan Kavan, agregando que Austria apoya la integración de la República Checa en la Unión Europea.

Reunión ecuménica

En la ciudad de Chomutov, Bohemia del Norte, tuvo lugar un encuentro ecuménico, en el que participaron el obispo católico de Litomerice, Josef Koukl y el obispo de la Iglesia Evangélica Silesiana, Vladislav Volný. Ambos dignatarios eclesiásticos exhortaron a la tolerancia entre los representantes de diversas religiones y, sobre todo, en el seno de toda la sociedad cívica. "Sin la reconciliación no podemos dar un fiel testimonio a la sociedad actual", destacó el obispo evangélico, Vladislav Volný.