Nacionalistas protestaron contra la bolchevización de la sociedad checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Nacionalistas checos protestaron este fin de semana contra la "bolchevización" de la sociedad. Simpatizantes de dos agrupaciones ultraderechistas, el Frente Patriótico y el Partido Republicano Patriótico, escogieron para sus manifestaciones las ciudades de Ostrava y Kladno.

Los nacionalistas checos querrían advertir sobre -según expresó uno de sus líderes, Jan Skácel- la "bolchevización de la sociedad", o sea sobre la permanencia de muchos comunistas en la función pública del país, su infiltración en los partidos políticos, así como sobre la incapacidad del oficialismo checo de enfrentarse al nefasto legado del extinto régimen totalitario.

Militantes del Frente Patriótico se reunieron en la ciudad industrial de Kladno, a 40 kilómetros de Praga, mientras que el Partido Republicano Patriótico manifestó en la conglomeración de Ostrava, capital minera de Moravia del Norte. Ambas manifestaciones fueron convocadas con motivo del 32 aniversario de la ocupación de la desaparecida Checoslovaquia por las tropas del Pacto de Varsovia.

El líder del Frente Patriótico, Jan Skácel, calificó el comunismo como un cáncer contemporáneo con la fuerza necesaria para afectar a toda la sociedad. La única solución sería, según Skácel, el retorno hacia las raíces, es decir, a la nación, refiriéndose a su agrupación como bastión de la limpieza nacional contra la ideología del internacionalismo comunista. Uno de los ejemplos más tajantes de la infiltración comunista en los partidos parlamentarios, fue la reciente campana difamatoria contra la ex vicepresidenta del Partido Socialdemócrata, Petra Buzková. Esta campana, denominada "Operación Plomo" y descubierta a tiempo por el diario Mladá Fronta Dnes, fue preparada por uno de los asesores del presidente de la Socialdemocracia, Milos Zeman.

Skácel enfatizó que este asesor ocupó altos cargos en la antigua nomenclatura totalitaria. "Es triste el hecho de que un político pueda ser desacreditado por un comunista que goza de la confianza del primer ministro y líder socialdemócrata de este país", puntualizó Skácel, presidente del Frente Patriótico.