Muere un niño checo de seis años en la montaña austríaca de Drachenwand

Un niño checo de seis años falleció este sábado en avanzadas horas de la tarde en la montaña austriaca de Drachenwand. Los padres salieron con él a una caminata turística a la montaña, pero no contaban con que demorarían más de lo previsto por llevar consigo al pequeño.

De pronto comenzó a oscurecer y la familia decidió regresar. Durante el descenso el niño se resbaló y se precipitó de una altura de 60 metros. Al llegar los socorristas al lugar sólo pudieron confirmar la muerte del menor.

La montaña de Drachenwand se encuentra al este de Salzburgo y tiene una altura de 1176 metros sobre el nivel del mar.