Miles de personas llegaron a la Feria de San Venceslao en Stará Boleslav

Miles de personas asistieron este viernes a la tradicional Feria de San Venceslao, celebrada en la ciudad de Stará Boleslav, lugar donde el príncipe Venceslao Premislita fue asesinado hace 1077 años por orden de su hermano Boleslao. El arzobispo de Olomouc, Jan Graubner, celebró una misa en honor de San Venceslao, en la que participó el presidente checo, Václav Klaus y otros representantes políticos y militares del país. Con motivo de la feria, que comenzó el día de la Fiesta Nacional Checa, fueron trasladadas de Praga a Stará Boleslav algunas reliquias de San Venceslao, así como su cráneo, que se pueden ver hasta el domingo en la cripta de la basílica local de San Venceslao. La feria será acompañada hasta el domingo de un rico programa cultural. El onomástico de San Venceslao lo conmemoran también en Praga y en otras ciudades del país.