Miles de inmigrantes pueden obtener trabajo en Chequia

Foto ilustrativa: Archivo del Gobierno Checo

Las fábricas checas están dispuestas a emplear de forma inmediata a unos cinco mil inmigrantes de países como Siria e Irak. Así se desprende de un reciente sondeo realizado por la Unión de Industria y Transportes checa. Gran interés hay en especial por los trabajadores con formación técnica que sepan inglés y estén dispuestos a pasar por cursos de recualificación.

Foto ilustrativa: Archivo del Gobierno Checo
Los inmigrantes podrían rellenar el vacío que en Chequia se registra en varias profesiones obreras, así como en las que requieren formación media o superior. Un serio obstáculo para la entrada de los inmigrantes en el mercado de trabajo local lo representa sin embargo el prolongado proceso para la concesión de asilo y el otorgamiento del permiso laboral, según afirma Karel Havlíček, presidente de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa.

”Podríamos ofrecer trabajo a los inmigrantes desde ya en caso de no impedirlo la actual política de asilo y las barreras administrativas. No podemos asegurar que sea para 4.000 o 5.000 personas, pero sí para la mayoría. En Chequia tenemos la menor tasa de desempleo de los últimos años y en algunas profesiones faltan entre 100.000 y 200.000 trabajadores”.

Havlíček indicó que otro problema es que los inmigrantes no conocen el idioma checo lo cual suele ser una de las condiciones en caso de tener que asistir a cursos de recualificación. En el mercado laboral checo faltan mecánicos, montadores, electricistas, trabajadores de la construcción y peones agrícolas, así como personal para la limpieza.

El representante empresarial destacó que el Gobierno debería ser más flexible frente a la crisis migratoria actual y adaptar algunas directrices en el campo laboral a las necesidades del momento y del mercado. Según Havlíček, emplear a extranjeros no es fácil.

Karel Havlíček, foto: Filip Jandourek, Radiodifusión Checa
”Es complicado, porque se trata de personas de países fuera de la Unión Europea. El proceso de asilo y de la concesión del permiso laboral dura meses. El Gobierno debería reaccionar a la extraordinaria situación provocada por la crisis migratoria y adaptar las normas a las necesidades del momento. En Europa hay unos 120.000 inmigrantes, de los que miles llegarán a Chequia. Las empresas deberían tener la posibilidad de emplearlos. Se solucionaría la falta de trabajadores y los extranjeros se adaptarían mejor a este país, además de que no necesitarían vivir de los subsidios sociales del Estado”.

La Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa promueve pasos concretos para avanzar en el tema. Mantiene negociaciones con el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales para conseguir la simplificación del proceso de acceso de los inmigrantes al mercado laboral local. También se está formando una nueva agencia de recualificación, que acogería a personas de Asia y África. La Asociación apoya igualmente la propuesta de la Cámara Económica para la creación de un Fondo de Ayuda a los Inmigrantes en el sector educativo.