Meteorólogos pronostican 20 grados bajo cero

El Instituto Meteorológico checo advierte que las temperaturas bajarán abruptamente en la madrugada del jueves. Los termómetros caerán a 20 grados centígrados bajo cero, por lo que se recomienda que ancianos y niños pequeños permanezcan en casa. Los especialistas recuerdan que además de abrigarse bien las personas deben reducir el consumo de bebidas alcohólicas y aplicarse cremas para evitar daños en la piel.