“Me acusan de ser poco hispana por mi relación con Vladimír Holan”

Clara Janés (Foto: autor)

La poetisa y traductora Clara Janés, una de las mayores divulgadores de la poesía checa en el mundo hispanohablante, defendió en Praga sus vínculos con la cultura de este país y sostuvo que eso reafirmaba aún más su hispanidad.

Clara Janés (Foto: autor)
Clara Janés dio a conocer en el mundo hispánico a Vladimír Holan y muchos autores checos de esa generación, como Jaroslav Seifert, ganador del premio Nobel, Jiří Orten y Vítězslav Nezval, entre otros.

Tanta dedicación a la poesía checa le ha traído alegrías, como el premio Nacional de España a la obra de un traductor, en 1997, y sinsabores, como la acusación de que es poco española, según recordó en una reciente visita a Praga.

“Mi relación con la literatura checa viene por un entusiasmo por la poesía de Vladimír Holan. Y ahí a mí siempre me acusan de ser poco hispana y yo tengo que recurrir otra vez a María Zambrano para ver que lo que ella considera hispano, estas características están en mí desde siempre y son justamente lo que me mueve a acercarme a Holan”.

En 1975, siendo una atractiva treintañera, y casi sin saber nada del idioma checo, Clara Janés viajó a Praga para conocer a Holan, uno de los poetas más importantes del país, que entonces contaba con 70 años.

Al principio el poeta no quiso recibirla, pero gracias a la insistencia de ella, que incluso llegó a mandarle algunos de sus propios poemas traducidos al checo, Holan se dejó convencer. Nació así una fecunda relación que la marcó de por vida.

“Y por otra parte es una vinculación pasional y de amor de carácter místico, entonces habría que ir a este otro lado que María Zambrano estudia tan a fondo que es la mística española a través de la poesía de San Juan de la Cruz. Entonces sí, curiosamente, mis nexos con Holan parten de lo más hispano que hay en mí”.

Vladimír Holan introdujo a Clara Janés de la mano y paulatinamente en el amplio y rico camino de la poesía checa del siglo XX.

“Y luego al acercarme a Holan y traducirlo y conocerlo él insistió muchísimo en que tenía que traducir también la poesía de (Jaroslav) Seifert, ya me voy abriendo y voy traduciendo a Seifert, a (Vítězslav) Nezval, a (Jiří) Orten, que me gustan mucho, y luego incluso a (Jaroslav) Durych y otros escritores. Me voy abriendo y voy yo misma asimilando cosas que a través de la literatura española no he asimilado. Todo lo que hay en mí de imagen surrealista y de humor procede justamente de los escritores checos”

Después de la muerte del poeta, en 1980, Clara Janés siguió vinculada con la República Checa, siguió viniendo. Ahora puede reconocer que Holan no representa lo más característico de la cultura de este país.

“Holan quizás es un aspecto que no es lo más característico de lo checo pero yo creo que también lo es porque hay una parte de fantasma, de magia, de intriga que lo acerca en cierto modo, de una manera muy distinta, a Kafka y por supuesto a Rilke que son dos autores que aunque escribieron en alemán, son de aquí, ¿no?”.

Cuando han transcurrido más de treinta años desde que conoció a Holan, Clara Janés puede decir con orgullo que gracias al poeta checo descubrió su hispanidad.

“Entonces si yo analizo porqué me acerco a la poesía de Holan, porqué me interesa tanto, pues ahí está la visión de la muerte, ahí está la visión del dolor, la visión de la transitoriedad de la vida y de la nada, que son las características que María Zambrano considera más importantes del carácter español”.

En el año 2000, Clara Janés fue galardonada con la Medalla al Mérito de la República Checa por su amplio trabajo como traductora y divulgadora de la literatura del país.

palabra clave:
audio