“Más del 90% de webs checas de fake news actúan en favor de Rusia”

Foto: memyselfaneye, Pixabay / CC0

El analista de datos František Vrabel ha recibido el encargo por parte del Ministerio de Salud de detectar el origen de las desinformaciones que corren por la red en Chequia con respecto al coronavirus. Para la Radio Checa habló sobre cómo actúan las páginas de fake news y de sus inquietantes previsiones para el futuro.

Foto: memyselfaneye,  Pixabay / CC0

Por culpa de internet, en los últimos años han tomado una fuerza impensable no hace tanto todo tipo de teorías conspiratorias y noticias falsas que llegan a tener una importante influencia sobre la política o la población. La desestabilización de las sociedades a base de su polarización, ha tenido mucho que ver con la desinformación que vierten estas webs.

Desde que apareció el coronavirus, este fenómeno ha cobrado especial relevancia con, por ejemplo, teorías contras las vacunas o supuestos tratamientos para curar la enfermedad.

El Ministerio de Salud ha pedido ayuda a František Vrabel, experto en la materia desde hace más de una década, para luchar contra las noticias falsas sobre el COVID. Su empresa, que sobre todo trabaja para clientes extranjeros, ha desarrollado programas capaces de detectar las informaciones falsas incluso en tiempo real en una docena de idiomas.

František Vrabel,  foto: Michaela Danelová,  Archivo de ČRo

Si nos centramos en el entorno checo, Vrabel explicó con claridad en la Radio Checa una tendencia común de estas páginas que extienden bulos sobre el coronavirus.

“No es casualidad que más del 90% de todas las desinformaciones más duras acerca del COVID lleguen de unas veinte o treinta páginas web que desde hace mucho actúan a favor de Rusia e intentan socavar nuestra democracia”.

Un papel fundamental en la propagación de la desinformación es desempeñado por los conocidos como tontos útiles, personas que creen las noticias falsas y creen tener la misión de propagarlas, según los describe František Vrabel.

Los bulos en Chequia, por tanto, no se mueven a través de páginas rusas sino checas, explica.

Foto: Archivo de Sputnik

“En Chequia tenemos una única fuente de desinformación que sea claramente rusa, que es la versión checa de Sputnik, el canal oficial del Gobierno ruso. Creo que la mayor parte llegan a través de los tontos útiles que no están a sueldo del Kremlin. Una situación parecida se da en otros lugares del mundo, como en Estados Unidos, Gran Bretaña o Alemania”.

Los algoritmos con los que la empresa de Vrabel detecta la información falsa miden muchos parámetros, desde el tipo o la forma del lenguaje empleado, la combinación agresiva con imágenes o las emociones que busca provocar, normalmente de miedo y odio, explica, por citar algunos sencillos.

Pero los creadores de desinformación emplean cada vez más y mejor tecnología, incluida inteligencia artificial, advierte el experto, que les ayuda a crear mensajes más efectivos que lleguen a más gente.

Foto: pixel2013 / Pixabay,  CC0

En el futuro será más complicada la tarea de Vrabel, cuenta.

“La visión oscura del futuro es, de lejos, mucho más oscura, porque ahora hablamos más o menos de desinformación basándonos en textos, con los que mucha gente se queda pensando en si serán ciertos o no. Pero en el futuro, por desgracia, lo que nos aguarda son lo conocido como deepfakes, o sea, fotos y vídeos, que ni un experto podrá determinar si son auténticos o no”.

En el ámbito político las fake news son una constante en nuestros días y Chequia no es una excepción. František Vrabel explicó cuáles son los políticos checos que más las emplean.

Crimea,  foto: Roman Kondrátiev  (RomWeb) via Foter.com / CC BY-NC-ND

“Por supuesto, el que más es ese político que tiene el mayor alcance y que es el más activo, que es, por desgracia, el jefe de Estado. Podemos citar casos, por ejemplo, como el del novichok o el apoyo a la postura rusa en la guerra contra Ucrania o la anexión de Crimea. Y, luego, en segundo lugar, a mucha distancia, están los representantes de partidos en los márgenes del espectro político. Si hablamos de los que tienen diputados en el Parlamento, se trata de Libertad y Democracia Directa y el Partido Comunista”.

Vrabel alerta de la poca responsabilidad de Google, YouTube y, especialmente, Facebook, con algoritmos que no hacen sino ofrecer constantemente contenidos falsos a los usuarios. En opinión de Vrabel, los responsables de estas compañías no viven ni en Chequia ni en Europa, sino “en California, donde pasan las tardes haciendo surf y no entienden la magnitud de la amenaza que esto supone”.

palabra clave:
audio