Más de 11.000 personas en el concierto de Ska-P en Praga

ska-p.jpg

El grupo de ska-punk español Ska-P sigue contando con una legión de fans en la República Checa. A su concierto en Praga acudieron este martes más de 11.000 personas. Los asistentes pudieron disfrutar de las pegadizas y comprometidas melodías de la banda, que vuelve a los escenarios después de tres años de parón.

Y es que ni el mismo grupo se esperaba una respuesta del público tan masiva durante esta gira europea de presentación de su último trabajo, Lagrimas y gozos, su primer disco de estudio desde 2002.

El público checo ya era conocido para la banda, como nos comentó el cantante del grupo, Pulpul.

“Habíamos hecho un festival ya. Estuvimos en el Rock for People. Hace cinco años. Y fuimos un poco como un grupo más del festival a ver qué pasaba y nos encontramos con que miles y miles de checos cantaban como si fueran de Andalucía”.

Desde que nació la formación, en 1994, los Ska-P han crecido muchísimo, y cuentan con una extraordinaria cantidad de fans en Europa y Latinoamérica. Su fórmula mágica es la combinación de ska, punk y hardcore con otros estilos que van de la ranchera a la polka, todo aderezado con unas letras especialmente críticas con el capitalismo, la Iglesia y la política exterior estadounidense. Los Ska-P han sido tratados por un lado, de demagogos, y desde dentro de la misma izquierda radical, de hipócritas por colaborar con una multinacional. Ellos consideran las críticas como un síntoma de éxito, como sostiene Pulpul.

 Pulpul (Foto: autor)
“Sabemos que tenemos detractores seguros por nuestra clara posición izquierdista en las letras. Pero cuantos más detractores tienes, más seguidores tienes, es así. Y mira, quizá haya sido suerte, quizá Ska-P tiene algo, pero hoy estamos aquí en Praga para tocar para 10.000 personas, que yo creo que muy poquitos grupos españoles pueden decir eso”.

Durante el concierto, sus fanes checos pudieron apreciar la espectacular puesta en escena de los españoles. Cada tema iba acompañado bien de proyecciones bien de pequeñas representaciones en el escenario, con disfraces, relativas a la letra de la canción. De esta manera el mensaje quedaba claro aunque el público no entendiera los textos.

En opinión de Pulpul, lamentablemente, sigue siendo necesario hacer música reivindicativa.

“Hemos tenido tres años de parón para reflexionar, documentarnos mucho. El sistema capitalista, la globalización que nos han vendido a la humanidad, es un engaño total. La hambruna ha crecido a límites ya inmorales. El desequilibrio social es horrible. El mundo lo dominan cuatro, sin rostro: las grandes multinacionales, el sistema financiero. Y Ska-P siempre se ha opuesto a esto. Por eso Lágrimas y gozos, este último disco, vuelve con más fuerza y quizá no tan divertido como los discos anteriores”.

Durante su gira, Ska-P visitó México, Venezuela, Ecuador, Chile y Argentina. En su parte Europea, llevaron sus ritmos ska desde Bélgica hasta Austria. Los últimos conciertos será en Italia, donde también cuentan con una gran cantidad de aficionados.

Autor: Carlos Ferrer
palabra clave:
audio