Los verdes rechazan cumplir medidas gubernamentales anticrisis

Los ministros por el Partido de los Verdes se niegan a respetar las tareas que se desprenden del plan de medidas anticrisis a corto plazo, que este lunes fueron debatidas por el Gobierno. El primer ministro, Jan Fischer, acordó la aplicación de esas medidas en una reunión tripartita, efectuada la semana pasada. Los sindicatos y las patronales consideran importante permitir, por ejemplo, finalizar la construcción de la central electronuclear de Temelín y reconstruir la planta de Prunéřov, para ofrecer nuevos puestos de trabajo. Por su parte, el líder de los Verdes, Ondřej Liška, calificó la postura gubernamental como una victoria del lobby industrial. Liška recalcó que los Verdes se decidirán esta semana si sus ministros permanecerán en el Gabinete en vista de esta situación.