Los okupas vuelven a la villa Milada de Praga

Unas 40 personas se reunieron la noche de este sábado en la villa Milada, antigua sede de la organización okupa de la República Checa. Los okupas, también llamados squatters, cuyo objetivo es habitar y revitalizar edificios abandonados, organizaron en la villa Milada un concierto ilegal para conmemorar el tercer aniversario del desalojo del edificio en 2009. La Policía interrumpió la actividad y detuvo a unos 24 inquilinos, causando heridas leves a cuatro de ellos. El resto de los okupas se refugió en el tejado del edificio y se negó a bajar. Por el momento la Policía está negociando con los squatters, sin embargo no ha logrado que desciendan del tejado.