Los horarios de verano y de invierno seguirán alternándose en Chequia durante otros cinco años

El horario de verano y el de invierno seguirán alternándose en la República Checa al menos durante cinco años más. El Gobierno dio su respaldo a la normativa este lunes, según informó la ministra de Trabajo y Asuntos Sociales, Jana Maláčová.

Los cambios de horario estaban previstos para terminarse en la Unión Europea en 2019, no obstante, los países miembros no lograron llegar a un acuerdo. El plazo siguiente era este año. “Estamos adoptando la postura común europea, todo sigue sin cambios. El horario de verano funciona en Europa desde 1979, con excepción de Rusia, Bielorrusia, Islandia, Groenlandia y las islas noruegas”, afirmó la ministra.

De acuerdo con la directiva europea vigente, el horario de verano inicia el último domingo de marzo y termina el último domingo de octubre. El horario de verano fue introducido originalmente con el fin de ahorrar energías, no obstante, estudios realizados en diferentes países sugieren que el efecto es bajo y los beneficios para la agricultura, el transporte o el turismo insignificantes. Algunos expertos advierten también ante el impacto de los cambios de horario en la salud de las personas.