Los checos se reúnen en ciudades y pueblos para llorar la muerte de Václav Havel

Los ciudadanos checos han empezado a reunirse en pueblos y ciudades del país para llorar la pérdida de Václav Havel. En Praga la gente enciende velas y deposita flores en el Castillo de Praga, y frente al monumento del 17, en la avenida Nacional (Národní Třída) de Praga donde empezó la Revolución de Terciopelo de 1989. Los vecinos de la capital se reunen también en los alrededores de la estatua de San Wenceslao, patrono de la nación. En la ciudad de Brno los vecinos han empezado a poner fotografías de Václav Havel en sus ventanas. Cientos de personas acudieron este domingo a la céntrica Plaza Wenceslao para rendir un homenaje al emblemático luchador por la libertad y los derechos humanos.