Las obras de la autopista a Dresde pueden continuar

El permiso de obra para el último tramo de la autopista D8 que une Praga con la autopista alemana que se dirige a Dresde y luego a Berlín, desde este jueves vuelve a estar en vigor. La empresa constructora queda tan solo a la espera de recibir por escrito la decisión judicial. Los ecologistas que luchan contra esa construcción sin embargo pueden volver a recurrir. La población local, en Lovosice y alrededores, están en contra de los activistas, y esperan que las obras terminen finalmente para que se reduzca el tráfico de sus respectivas localidades. La empresa constructora informa que debido a los problemas surgidos con los ecologistas no podrán terminar la autopista en el plazo previsto para 2014.