Las fronteras de Chequia con los países vecinos podrían abrirse en julio

El ministro de RR.EE. checo, Tomáš Petříček, supone que las fronteras de la República Checa con los países vecinos podrían reabrirse plenamente a partir de julio próximo. Apuntó que las deliberaciones respectivas con Eslovaquia y Austria avanzan positivamente, pero que las negociaciones con Polonia serán más complicadas. Los viajes a Alemania dependerán del desarrollo de la situación en torno al coronavirus en ese país, indicó Petříček.

En cuanto a la posibilidad de viajar a Bulgaria, Hungría o los países del Báltico, el canciller checo dijo que esos estados logran enfrentar la epidemia de forma similar a Chequia, por lo que confiaba que a partir de julio o a lo mejor antes todavía será posible salir más allá del espacio Schengen.

En agosto los checos podrían salir igualmente a Croacia, Eslovenia y Grecia, así como a países más lejanos como Canadá, Australia o Japón. Los viajes fuera de Europa dependerán del restablecimiento de los vuelos internacionales, acotó el canciller checo, Tomáš Petříček.