La Unión de Exiliados Alemanes asegura que la mayoría de los sudetoalemanes no reclaman sus propiedades perdidas

Erika Steinbach, presidenta de la Unión de Exiliados Alemanes invitó a Václav Klaus, presidente de la República Checa, a la celebración del 60 aniversario de la aceptación de la Carta de los Exiliados Alemanes el próximo 5 de mayo. En entrevista con Radiodifusión Checa, Steinbach aseguró que la mayor parte de los sudetoalemanes expulsados de Checoslovaquia tras la Segunda Guerra Mundial no tienen pretensiones con respecto a sus propiedades perdidas entonces. La que es diputada del partido de la canciller Angela Merkel, aseguró que se trata de una cuestión sentimental, y que le gustaría que “el presidente checo invitara a los sudetoalemanes y dijera: ‘fuisteis nuestros compatriotas y os doy la bienvenida’.” Steinbach hizo unas polémicas declaraciones en 1998 cuando aseguró que “los checoslovacos casi no sufrieron durante la Segunda Guerra Mundial”, opinión que sigue defendiendo.