La tenista Renata Voráčová ya ha abandonado Australia tras serle retirado el visado

Mientras Novak Djokovic y sus abogados luchan en Melbourne contra la decisión de la Policía fronteriza de denegarle el visado, la checa Renata Voráčová, que también iba a tomar parte en el Open de Australia, ha abandonado el país ya este sábado en un avión con destino a Dubái.

Voráčová llevaba algunos días en el país y hasta había disputado un encuentro de preparación. Sin embargo, las autoridades australianas revisaron su exención médica este jueves y se le retiró el visado. La checa habría pasado el coronavirus últimamente, pero no está vacunada, que es el requisito que exige la ley australiana para ingresar en el país.

Voráčová, que estuvo retenida en el mismo hotel que Djokovic, no se planteó recurrir la pérdida de su visado. "La ventana no se puede abrir ni 5 cm. Hay guardias por todas partes, incluso debajo de las ventanas. Me traen la comida, todo está racionado. Me siento un poco como en prisión", dijo la tenista al diario Mladá Fronta Dnes antes de dejar el centro de detención.