La Policía toma el hotel de un sospechoso por la intoxicación por metanol

La Policía de la Agencia de Lucha contra el Crimen Organizado tomó este jueves el hotel termal Kostelec en la ciudad de Zlín, que pertenece al empresario Radek Březina, sospechoso de participar de la trama corrupta que provocó decenas de intoxicaciones por producir y distribuir alcohol adulterado. La Policía comprobó que al hotel solo accedían los clientes y trabajadores.