La Policía impidió a la gente esquiar o tirarse en trineo en el parque de Petřín

La Policía de Praga fue al parque de Petřín este martes a impedir que las personas que allí esquiaban o se tiraban en trineos, especialmente niños. Los agentes se ampararon en un antiguo bando del Ayuntamiento de Praga que lo prohibe en zonas verdes que formen parte de parques o jardines. La Policía no puso multas, a pesar de que el edicto lo permite.

La acción ha provocado cierto estupor en los allí presentes, así como los que se han enterado por los medios. El propio alcalde mayor de Praga, Zdeněk Hřib, a través de redes sociales se ha preguntado cómo podría aprobarse un bando semejante, que considera un disparate y que tendrá que ser revisado. A pesar de que Hřib ha aconsejado a los praguenses divertirse al aire libre cumpliendo con las medidas del coronavirus, el propio ministro del Interior, Jan Hamáček, opinaba este lunes que el esquí en Petřín incumplía la ley.