La Policía ayuda a desmontar una red de tráfico de drogas internacional

Policías de la República Checa han ayudado a desmontar una red internacional de traficantes en colaboración con policías de Australia y Estados Unidos, según confirmó a la Radio Checa Jakub Frydrych, jefe de la Central Nacional Antidrogas.

Este grupo llegó a mover cientos de kilos de heroína y cocaína por cuatro continentes. Los destinos principales eran, no obstante, Autralia y Nueva Zelanada. Se estima que este grupo ha podido generar casi 80 millones de euros con sus negocios.

En el operativo policial internacional, conocido con el nombre de WOMBAT, han sido acusadas, solo en la República Checa, 58 personas que podrían ser castigadas con entre 10 y 18 años de prisión.